Condiciones Generales de Contratación - De Luna, Molina & Mateos

Condiciones Generales de Contratación

CONDICIONES GENERALES

Alcance de nuestros servicios. El objeto de la prestación de servicios profesionales por el despacho de abogados DE LUNA, MOLINA & MATEOS Abogados, S.L.P., actuando bajo el nombre comercial “DLM”, queda establecido, con carácter general, en la correspondiente Propuesta de Servicios y Honorarios Profesionales (“Propuesta”) separada cada vez que aceptamos prestar servicios a una persona o entidad (el “Cliente”) en relación con un encargo profesional (“Encargo”), y en la que se determinan, entre otros aspectos, los honorarios correspondientes. En el presente documento se detallan las Condiciones Generales (“Condiciones”), que complementan toda Propuesta, por las que se regirá la prestación de nuestros servicios profesionales.

 

Sin perjuicio de las modificaciones que se pudieran acordar con el Cliente y que se incluirán en la correspondiente Propuesta, las presentes Condiciones constituyen parte integrante del acuerdo sobre nuestras relaciones profesionales.

 

Relación profesional. Todo Encargo a profesionales que formen parte de DLM, incluso en el caso de que haya expresa o tácita indicación para que el Encargo se ejecute por un profesional en particular, se entiende hecho exclusivamente a DLM, ello sin perjuicio de que determinados servicios pudieran ser contratados y ejecutados por terceros por razón de la materia, asumiendo DLM su coordinación.

DLM presta exclusivamente servicios profesionales de asesoramiento jurídico general y/o tributario y su única intervención en las actividades de sus clientes, económicas o de otra naturaleza, consistirá en el asesoramiento jurídico general y/o tributario.

Los servicios se prestarán siempre en beneficio exclusivo del Cliente, quien se obliga a prestar cuanta colaboración sea necesaria para el cumplimiento del Encargo.

DLM sólo asesora en Derecho español, común, foral, estatal o autonómico. Cualquier mención a ordenamientos extranjeros no puede considerarse una opinión legal realizada por DLM.

La prestación de nuestros servicios se llevará a cabo siempre mediante uno o varios socios de DLM, quienes tendrán encomendada la responsabilidad principal de asegurar la adecuada y eficaz prestación de los servicios de asesoramiento que fueran en cada momento solicitados.

Uno de los objetivos de DLM es garantizar no sólo la máxima calidad en la prestación de servicios profesionales para el Cliente, sino también que su facturación sea transparente. Por eso, el profesional responsable del asunto tendrá plena disposición a proporcionar cuantas aclaraciones pudiera precisar el Cliente en relación con la prestación de nuestros servicios y su facturación.

 

Honorarios y gastos. En el caso de que el criterio de facturación sea por las horas incurridas en la ejecución del Encargo, se desglosarán a requerimiento del Cliente las tarifas de honorarios aplicables por cada uno de los profesionales que hayan intervenido en la prestación de los servicios.

Para una mayor claridad, DLM informará al Cliente mensualmente sobre el número de horas incurridas y el coste de las mismas.

El Cliente se obliga a reembolsar a DLM todos los gastos y suplidos incurridos en la ejecución de su Encargo, que una vez realizados serán debidamente justificados y facturados independientemente, salvo que se haya adoptado otro acuerdo que conste de modo expreso en la Propuesta formulada.

En el caso de que se aprecie la necesidad/conveniencia de un gasto o suplido extraordinario, nos abstendremos de incurrir en el mismo hasta que sea autorizado y solicitaremos la correspondiente provisión de fondos para atenderlo.

En el caso de servicios jurídicos o gastos incurridos en otros países, además de los mencionados gastos, también se facturará, en su caso, el Impuesto sobre el Valor Añadido o tributo similar que pudiera ser exigible, de acuerdo con la normativa del país de que se trate.

 

Facturación. DLM podrá pedir, salvo acuerdo expreso en contrario, una provisión de fondos antes de comenzar la prestación del servicio.

Salvo pacto en contrario, los honorarios y gastos devengados serán facturados mensualmente.

Todos los pagos deberán efectuarse en el plazo máximo de 15 días y, como regla general, por conducto bancario a menos que, a requerimiento del Cliente, se conviniese expresamente otro medio de pago.

Si la provisión de fondos o la factura no fueran pagadas dentro del plazo requerido, una vez vencido el máximo establecido, se devengarán intereses desde el día en que finalice dicho plazo, en la cuantía establecida en la Ley 3/2004, de 29 de diciembre. Si fuera preciso realizar un requerimiento de pago posterior a la factura por impago de esta, deberán abonarse también los costes de cobro, que en ningún caso serán inferiores al 5% del importe de la factura.

 

Suspensión de los servicios. Si alguna provisión de fondos o factura no fuera pagada en el plazo establecido, DLM tendrá el derecho de suspender todos los servicios previa notificación al Cliente. DLM no responderá de los daños y perjuicios que ello pueda ocasionar.

 

Blanqueo de capitales. El Cliente se obliga a colaborar en el cumplimiento de la legislación sobre blanqueo de capitales y a proporcionar a DLM toda la información necesaria.

 

Conflictos. DLM podrá prestar servicios a personas o entidades cuyos intereses sean contrarios a los del Cliente o a los de sus empresas asociadas, siempre que sean asuntos que no estén directamente relacionados con la contratación de nuestros servicios.

En cualquier caso, DLM no actuará nunca en situaciones de conflicto de interés, cuando en la prestación previa de nuestros servicios profesionales hayamos obtenido información sensible, privada o confidencial que no sea de dominio público y que pudiera ser utilizada en contra de nuestros clientes o en contra de sus empresas asociadas en un asunto para el que otro Cliente nos hubiera contratado.

Asimismo, queda entendida y aceptada la circunstancia de que podamos obtener o disponer de información confidencial de otros clientes que pudiera ser de su interés, pero que en modo alguno ni podremos revelar ni compartir con ustedes.

 

Exclusividad del Cliente. En la contratación de nuestros servicios, nuestro Cliente es únicamente la persona o entidad designada en la correspondiente Propuesta, con exclusión de sus empresas o personas asociadas o vinculadas (otros familiares o terceros, accionistas, matrices, filiales, miembros del órgano de administración, directivos, empresas asociadas de cualesquiera entidades, socios comerciales, etc.). Por ello, nuestros servicios se prestarán única y exclusivamente al Cliente, por lo que el asesoramiento a cualquier otra persona relacionada con el Cliente será siempre objeto de la preparación y, en su caso, aceptación de otra Propuesta.

 

Responsabilidad. DLM tiene suscrito un seguro de responsabilidad civil que cubre, con ciertas limitaciones, el riesgo de que se produzcan daños o perjuicios al Cliente por una actuación profesional deficiente.

Sin perjuicio de lo aquí recogido, las partes acuerdan limitar la responsabilidad de DLM y de los profesionales que hayan intervenido en cada encargo específico a un máximo del doble de los honorarios profesionales abonados por el mismo Cliente por razón del encargo correspondiente durante los doce meses inmediatamente anteriores a la reclamación.

Cuando en una misma Propuesta se fijen honorarios para varios encargos profesionales, para la aplicación de la limitación de responsabilidad que se acuerda, se entenderá por encargo específico cada servicio para el que se individualicen honorarios de modo específico.

En el caso de que no se fijase contraprestación para un servicio por prestarse de modo gratuito al Cliente, éste exonera a DLM de toda responsabilidad por el servicio prestado.

Salvo en caso de dolo, el Cliente renuncia a exigir responsabilidad directa a los profesionales y empleados de DLM, y limitará su reclamación a DLM. Todo ello sin perjuicio de la acción que, en su caso, tenga DLM contra el causante del daño o perjuicio.

Se acuerda expresamente que sólo será exigible la responsabilidad por negligencias profesionales graves e incontestables.

Salvo que expresamente se acuerde otra cosa, los servicios profesionales de DLM deben entenderse contratados para uso exclusivo del Cliente en el Encargo encomendado y con la finalidad acordada. No podrá exigirse responsabilidad por cualquier uso de tales servicios por terceros o por otros usos no autorizados expresamente por DLM.

Cualquier reclamación de responsabilidad por el Cliente contra DLM, cualquiera que sea su naturaleza, deberá presentarse en el plazo preclusivo de un año, entendiéndose que el Cliente renuncia a la acción de responsabilidad en caso de no hacerlo en dicho plazo.

Si el daño o perjuicio fuere causado por la actuación profesional de terceros contratados por DLM en nombre o por cuenta del Cliente, con conocimiento y aprobación expresa o tácita del mismo, DLM no tendrá responsabilidad alguna.

 

Comunicaciones. Los documentos que se le envíen por correo electrónico, contengan o no información confidencial, no estarán encriptados, salvo que nos lo soliciten por escrito y podamos implantarlo.

Si bien nos esforzamos, en la medida de lo posible, por proteger nuestros correos electrónicos y documentos adjuntos frente a todo virus o defecto que pueda afectar a ordenadores o sistemas informáticos, compete al Cliente implantar medidas de seguridad destinadas a proteger sus ordenadores y sistemas informáticos frente a virus o defectos, sin que, por tanto, aceptemos responsabilidad alguna por cualesquiera pérdidas o daños que pudieran derivarse de la recepción o uso de las comunicaciones electrónicas que les enviemos.

 

Finalización de nuestros servicios. El Cliente podrá poner fin en cualquier momento a la prestación de nuestros servicios con la mera notificación por escrito, ello sin perjuicio de su obligación de hacer frente al pago de los servicios prestados y gastos incurridos con anterioridad a dicha terminación o relacionados con un ordenado traspaso de sus asuntos.

Con carácter general, nuestra relación con el Cliente se considerará concluida cuando se hayan prestado en su totalidad los servicios específicos que nos hubieran encomendado o, si se trata de servicios de duración no definida, cuando hayan transcurrido más de seis meses desde la última vez que se nos hubiera solicitado algún servicio profesional minutable y se haya prestado. Si posteriormente se nos encomendaran servicios adicionales, se reanudará la relación Profesional-Cliente de acuerdo con las presentes Condiciones y las que se especifiquen en la correspondiente Propuesta.

El hecho de que les informemos esporádicamente de novedades normativas o jurisprudenciales que pudieran ser de su interés, sea a través de cualquier medio, no constituirá reanudación de la relación profesional. En cualquier caso, no quedaremos obligados a informarles de dichas novedades a menos que se nos haga el correspondiente Encargo por escrito.

 

Documentación. Con carácter general, el Cliente no entregará documentos originales a DLM salvo que fuera imprescindible y así lo solicitara expresamente. En el momento de finalizar la prestación de nuestros servicios profesionales, y si así lo solicitan, les será devuelta con la mayor brevedad posible toda la documentación que nos hayan facilitado, considerándose que los borradores y documentos de trabajo son, en todo caso, de nuestra propiedad.

Cualquier documento preparado por DLM irá dirigido exclusivamente al Cliente y será de uso exclusivo del Cliente, quedando prohibida su entrega o exhibición a terceros y siendo el Cliente único responsable de dicho incumplimiento.

El Cliente autoriza irrevocablemente a DLM a conservar copia de los documentos entregados, incluso tras la terminación de la relación contractual, durante un plazo de diez años. No obstante, una vez concluida la prestación de nuestros servicios profesionales, DLM se reserva el derecho a destruir en cualquier momento las copias de los documentos que aún conservemos en nuestro poder, salvo que se establezca lo contrario en la normativa deontológica aplicable.

 

Protección de datos. De conformidad con lo dispuesto en el Reglamento General de Protección de Datos europeo, se informa a los clientes de que los datos de carácter personal facilitados, serán tratados por DE LUNA, MOLINA & MATEOS ABOGADOS, S.L.P., cuyos datos de contacto son los siguientes:

NIF:

Domicilio: Monte Esquinza nº 6. 28010 Madrid.

Teléfono: 623300026

Correo electrónico: contacto@dlmabogados.es

Sus datos serán tratados para gestionar la prestación de los servicios solicitados y la facturación y cobro de los mismos, así como para las finalidades operativas e informativas que se derivan de la relación Profesional-Cliente y otras relacionadas. La base de este tratamiento es la existencia de la relación jurídica (prestación de servicios) que le vincula con la Entidad. Por tanto, es obligatorio que el cliente facilite sus datos, ya que, en caso contrario, no podrían prestarse los servicios solicitados. Los datos serán conservados durante todo el tiempo en que se mantenga la relación de prestación de servicios y, aún después, hasta que prescriban las eventuales responsabilidades que se pudieran derivar de la misma y durante todo el tiempo exigido por la normativa aplicable, así como en el supuesto de obrar en nuestro poder datos relativos a sanciones o infracciones penales, los documentos originales podrán ser conservados un plazo indefinido si no se entrega al cliente, y para el expediente y sus copias, se conservarán un mínimo de diez años.

Asimismo, sus datos podrán ser utilizados para el envío de comunicaciones informativas de DLM, salvo que usted manifieste su voluntad en contra por cualquier medio. En cualquier caso, la autorización para tratar sus datos con este fin es voluntaria y su negativa sólo tendría como consecuencia el hecho de que usted no recibiría ofertas comerciales de nuestros productos o servicios.

La base de este tratamiento es la satisfacción del interés legítimo empresarial consistente en poder ofrecer a nuestros clientes la contratación de otros productos o servicios y conseguir así su fidelización. Dicho interés legítimo se reconoce por la normativa legal aplicable (Reglamento General de Protección de Datos), que permite expresamente el tratamiento de datos personales sobre esa base legal con fines de mercadotecnia directa. No obstante, le recordamos que tiene usted derecho a oponerse a este tratamiento de sus datos, pudiendo hacerlo por cualquiera de los medios previstos en esta cláusula. Los datos utilizados para el envío de comunicaciones informativas de DLM serán conservados indefinidamente, hasta que, en su caso, usted nos manifieste su voluntad de suprimirlos.

Sus datos personales podrán ser cedidos a los siguientes terceros: (i) Administraciones Públicas en los casos previstos por la Ley; (ii) a los bancos para el cobro de nuestros servicios, en el supuesto de que el pago se realice mediante tarjeta bancaria o medio similar.

En caso de que facilitase los datos personales de un tercero, el cliente se compromete, bajo su exclusiva responsabilidad, a haber obtenido previamente el consentimiento de esa persona para que sus datos sean tratados por esta empresa, debiendo haberle informado previamente de todo lo previsto en el artículo 13 del Reglamento General de Protección de Datos.

El cliente tiene derecho a solicitar el acceso a sus datos personales, su rectificación o supresión, así como a la limitación de su tratamiento, a oponerse al mismo y a su portabilidad, mediante escrito, al que se adjunte copia del DNI del interesado, en cualquiera de las direcciones de contacto indicadas (postal o electrónica).

Ante cualquier eventual vulneración de sus derechos, se puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos.

 

Confidencialidad y publicidad. DLM está obligado a respetar la confidencialidad de la información obtenida del Cliente y del contenido de las actuaciones realizadas, y se compromete a no desvelar tal información a terceros salvo cuando sea necesario para dar cumplimiento a una norma (legal o reglamentaria) o a un requerimiento administrativo o judicial.

No obstante, lo mencionado en los párrafos anteriores, DLM podrá mencionar tanto el nombre del Cliente como el tipo de asunto y su cuantía en presentaciones y actuaciones comerciales una vez concluido el asunto, cuando no se trate de datos de carácter personal y que el Cliente lo haya autorizado expresamente o bien la información haya sido ya publicada en medios de comunicación y el Cliente no lo haya prohibido.

 

Idioma. Estas cláusulas generales están también disponibles en inglés. En caso de discrepancia de la versión no española con respecto a la española prevalecerá ésta.

 

Ley y jurisdicción aplicable. La ley aplicable a la relación jurídica entre DLM y sus clientes será la ley española.

Las partes, con renuncia expresa a cualquier otro fuero que pudiera corresponderles, acuerdan someterse a los Juzgados y Tribunales de Madrid capital para la resolución de cualquier conflicto, disputa y/o litigio que pudiera surgir en relación con el presente mandato.

 

Acuerdo. Las presentes Condiciones quedarán incorporadas a cualesquiera acuerdos específicos y formarán parte de cada Propuesta. Excepto por los asuntos pendientes, tales Condiciones sustituyen cualesquiera compromisos o pactos que podamos tener suscritos con anterioridad y prevalecerán sobre cualesquiera otras condiciones contrarias o alternativas, ya procedan de ustedes o de un tercero. Toda modificación de las Condiciones deberá realizarse por escrito en la Propuesta y ser firmada por DLM.